Las carreteras son elementos fundamentales del sistema de transportes de cualquier país o territorio, garantizando el derecho a la accesibilidad de cualquier ciudadano.
Sus niveles de calidad y seguridad son el resultado del gran esfuerzo que se dedica a la construcción y seguidamente al continuo mantenimiento, y por tanto es necesario crear nuevas estratagemas más duraderas, económicas y con menor efecto medioambiental para su construcción.

1.- Introducción para el diseño de firmes
2.- Cimiento del Firme

 

Durante los últimos 50 años se ha presentado un desarrollo sin precedentes en infraestructura, particularmente en la de carreteras. Se construyeron muchos miles de kilómetros para satisfacer la demanda del creciente tráfico. Gran parte de esas carreteras han estado en uso por mas de dos décadas y han alcanzado el final de su periodo de diseño, requiriendo mantenimiento para conservarlas en servicio.

1.- Introducción para el diseño de firmes

Se ha recogido la experiencia adquirida sobre el comportamiento de los firmes, acentuando en este documento los aspectos que se consideran críticos en el dimensionamiento de firmes. Se debe conseguir así un diseño de firmes ajustado a cada situación.

2.- Cimiento del Firme

Se entiende como cimiento del firme el conjunto formado por capas de suelos u otros materiales que se encuentran bajo el firme.
Las capas de asiento del firme están formadas por capas de suelos o materiales de aportación o por la estabilización de los existentes, cuya finalidad es facilitar las labores de construcción, mejorar y homogenizar la capacidad soporte del firme, proteger los suelos susceptibles al agua mediante impermeabilización o evacuación, y obtener las superficies geométricas precisas.
La estabilización de suelos consiste en la mezcla de suelos con aditivos para mejorar sus características.
Los aditivos más usuales son la cal y el cemento.

Sus principales campos de aplicación son:

  • Tratamiento de suelos plásticos en los fondos de desmonte y en las capas de asiento de los terraplenes.
  • Aumento de la capacidad de soporte de las capas de asiento, o disminución de espesores.

Deben tenerse en cuenta las siguientes recomendaciones para el análisis de la estabilización más adecuada a cada tipo de suelo.

La estabilización con cal es generalmente adecuada con suelos que cumplan las siguientes condiciones:

  • Suelos con una cantidad suficiente de partículas finas para que se pueda hacer la reacción con las arcillas.
  • Suelos muy plásticos, ya que con los suelos de plasticidad baja la cal suele ser inactiva.
    En suelos muy plásticos, además de disminuir la sensibilidad al agua, se pretende mejorar notablemente la capacidad de soporte, un tratamiento muy adecuado es el mixto con cal y con cemento. Para las estabilizaciones con cal se utilizará cal apagada. En el caso de suelos muy secos la utilización de
    lechadas de cal puede presentar ventajas.

Para la establización con cemento generalmente los suelos más adecuados son los siguientes:

  • Suelos de granulometría continua, con mas de un 50% de material que pasa por el tamiz 5 mm, y con un contenido entre el 10% y el 35% que pasa por el tamiz 630 um. Estos suelos se pulverizan y se mezclan con una cierta facilidad.
  • Suelos de plasticidad moderada.

Auxiliar de Obras VD S.L. Todos los derechos reservados.  :: Diseño web - Websdirect